Chachipiruletas

IKEA
Stainless steel
Made in China

Eso pone en el cuchillo.
Lo podría usar para rajarme el cuello
o clavármelo con ganas en la frente.
Sería un momento,
un momento de decisión,
y por elección
dejaría de existir.
Ya está.

A veces la vida es como una montaña
y se mira hacia arriba
y se ve toda la pendiente
y al lado está ese precipicio
con almohadas y mantas calentitas
del frío sueño eterno
que tienta
a dejarse caer
a dar un paso al vacío.

Miro al espejo del baño
con azulejos amarillos.
Estoy en la casa
donde vive la mujer que amo.
Veo mis ojos.
Me miro.
El del espejo también soy yo mirándome.
Está encerrado
en un espejo
en el que tiene que mirarme.
Y para mí es lo mismo.
Él no puede salir
del espejo
como yo
de la vida.

Como una jaula.
Una jaula que es de oro.
Me quedaré mirando
a través de los barrotes
hasta que anochezca.
Al menos son bonitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close