El primer marciano

A todo el mundo le pareció normal, e incluso absolutamente comprensible y necesario, que se enviase un elefante a Marte. Había que demostrar que los nuevos cohetes tenían una mayor capacidad de carga sin poner en riesgo la vida de los pasajeros, por lo que cuando se anunció en los medios que la principal empresa privada aeronáutica iba a concentrar sus esfuerzos en los viajes espaciales elefantíacos, hubo una gran acogida por parte del público. Pronto todos pudimos ver como Hércules transmitía en directo sus paseos desde Marte, en una base expresamente construida para él. Desde ese lejano planeta el paquidermo se convirtió en una estrella; en todas partes podías escuchar frases de admiración hacia este valiente mamífero, símbolo del progreso de nuestra civilización, hasta el punto de que los niños llevaban al colegio mochilas con su rostro y los tertulianos de televisión se alargaban extensamente sobre su personalidad, sus preferencias y sus gustos. Cuando empezó a sentirse notablemente decaído, sentándose en una triste postura de encogimiento en uno de los bordes de su jaula espacial, el mundo estalló en cólera. Eso era maltrato animal, una desmesurada falta de consideración, un ultraje a la decencia, el respeto y los derechos naturales. La multinacional, asediada por esta oleada de afectación general, lanzó una de las mayores campañas publicitarias que había presenciado la humanidad hasta la fecha para recaudar fondos y financiar la única solución viable en esos momentos: enviar otro elefante, una hermosa y joven hembra, Atenas, que ofrecería compañía al solitario y famoso astronauta. La operación fue todo un éxito, pero debido a las exigencias físicas de nuestro universo no fue hasta pasados cinco años que la compañera pudo encontrarse con su camarada, cinco largos años durante los que se intentó por todos los medios distraer a Hércules: se compusieron sinfonías y se rodaron películas desde un nuevo enfoque, dando paso a la importante corriente de arte antiespecista que tanto furor causa aún en nuestros días, con el fin de aliviar el martirio que habíamos causado al noble animal, que con tanto porte y gracia había conseguido alimentar nuestra esperanza en el futuro. Lamentablemente, en toda bonita historia siempre hay una pega, por pequeña e insustancial que resulte: cuando conseguimos reunir a los dos amantes, habíamos gastado tantos recursos en la empresa, que se tuvieron que esperar más de treinta años hasta que se pudo siquiera plantear el envío de humanos al astro. Sin embargo, creo que puedo hablar por todos y cada uno de nosotros cuando afirmo, categóricamente, que valió la pena ver nacer al primer marciano, Alien, de ese fructífero amor que había surgido en tiempos de necesidad. Hablo solo por mí con estas palabras, pero creo que fue un intenso recordatorio de porqué seguimos luchando, todos los días, por un porvenir próspero y mejor.

Reglas del evento del Origireto2020:

http://plumakatty.blogspot.com/2020/04/el-evento-mas-facil-del-mundo-abril.html

Condiciones:

  1. El protagonista es un elefante
  2. Que termine bien
  3. Tienen que transcurrir 40 años en el relato
  4. Aparición de aliens o robots

5 comentarios en “El primer marciano

  1. Muy bueno, Simón. Bravo!

    Me gusta

  2. Madre mía con el salseo marciano espacial xD vaya ocurrencia y ya creo que debieron gastar recursos jaja, muy chulo, gracias ^^

    .KATTY.

    Le gusta a 1 persona

  3. Jajaja vaya enfoque. Justamente acabo de terminar un libro sobre un astronauta aislado en Marte, así que ha sido super curioso que enfocases tu relato con dos de mis condiciones de este modo.
    Ha sido muy gracioso y no me esperaba el final.
    Enhorabuena!

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegro de que te haya gustado!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close